Cómo escribir conciso para enganchar a tu lector

A Bianca no le resulta fácil escribir…

Pero una vez que vence la página en blanco, es como una bola de nieve. Las palabras se acumulan una detrás de la otra.

Con inercia, llena unas cuantas páginas de informe, media página para el posteo en Facebook y una mail largo para enviar a su pequeña lista de clientes…

Los lectores van a devoran mis palabras…  piensa... pero al pasar las horas se pregunta, ¿porqué no hacen clic en el link? ¿porqué no descargan el pdf gratis? ¿porqué no comentan el posteo? ...

... Se atragantaron con tantas palabras.

La vida está llena de información y de distracciones. Una página más, un informe más, un posteo más. Tu lector no tiene otra opción que seleccionar.

Quiere leer lo justo y necesario.

Por lo tanto escribir conciso es una gran habilidad. Y como toda habilidad, se aprende y se desarrolla con práctica.

¿Te muestro cómo?  

Porqué es importante ser conciso

Al escribir las palabras justas y sin relleno, tu mensaje mejora.

Lo que quieres decir llega con más fuerza

Es como las esencias de perfumes. Un texto corto que utiliza la menor cantidad de palabras para decir lo que debe, es más efectivo que uno que da vueltas. El relleno de palabras redundantes debilita el sentido.  

Tu lector no pierde tiempo

Ya nadie tiene tiempo de leer textos largos. Cuando el lector averigua lo que busca en el menor tiempo posible, lo aprecia. Se acostumbra a que de tí puede esperar el que valores su tiempo.

Engancha rápido

Está comprobado que una persona entra a un sitio web y en 10 a 20 segundos decide si seguir leyendo o abandonar la página. Entonces tienes 10 segundos para enganchar a tu lector o lo pierdes. Si eres conciso, tus probabilidades de engancharlo antes que den el portazo suben.  

Qué es ser conciso

Ser conciso es quitar la grasa de tus textos.

Buscar las versión más simple.

Quitar palabrerío innecesario.

No hace falta dar vueltas y usar palabras difíciles para mostrar autoridad en tu tema. No hace falta llenar una página web o un anuncio con palabras sin una función para vender un producto.

Por el contrario, comunicar un concepto de forma clara y concisa demuestra tu conocimiento del tema.

Pero sacar las palabras innecesarias tiene su límite: no quitarle sabor y personalidad a tu texto. Las palabras que muestran qué te hace distinto, qué hace a tu proposición de valor especial, son necesarias. Con práctica se aprende reconocer ese límite.

Hemingway escribía muy sencillo. Algunos lo consideraban demasiado simplista, casi infantil. Y aún así es considerado uno de los grandes escritores de todos los tiempos.

“Escribe la mejor historia que puedas y escríbela tan directo como puedas”

Ernest Hemingwa

Cómo puedes escribir conciso

Para lograr un texto conciso es imprescindible editar.

Tomarte tú el trabajo de quitarle las asperezas. Releer. Borrar. Agregar aquí. Quitar de allá. Volver a leer, ahora en voz alta. Que tu lector se deslice por el texto y te entienda sin vueltas.

Al editar es donde la verdadera magia sucede. Aquí es dónde creas una experiencia de lectura suave y placentera. Haces a tus palabras brillar. Pero a la vez te aseguras de comunicar tu mensaje con precisión de cirujano.

“La mejor escritura es la reescritura”

E.B. White - autor de “La Telaraña de Charllote” y “Stuart Little”

Stephen King, en su libro “Mientras escribo” dice que debes “matar a tus queridas”. Aunque ames las palabras que escribiste, si están demás, mátalas.

¿Cómo?

Una vez que termines de escribir tu primer borrador:

1) Tacha lo repetitivo, las redundancias.

Cuando notes que una misma idea la dices de dos formas distintas, quita la menos clara o fusiona en una sola el concepto.

Ejemplo:

Tendemos a escribir con redundancias para hacernos entender. Creemos que el repetir nos ayuda a aclarar las ideas. Y además nos hace llenar espacio. Y como nos inculcaron tácitamente que para mostrar inteligencia o manejo de un tema hay que escribir largo, nos sirve. Demostramos nuestro conocimiento en la extensión. ¿O no?

2) Piensa en versiones más cortas para decir lo mismo

Si puedes decir algo de otra forma, ahorrando en palabras, hazlo. Usualmente esta segunda versión va a tener más fuerza.

Ejemplos:

Cuando puedes expresar tus ideas de forma clara y económica, los lectores van a entender fácilmente y van a seguir leyendo ávidamente todo tu texto.

vs.

Los lectores devoran textos claros y económicos.

La buena noticia es que hay trucos que puedes aprender fácilmente para mejorar tus textos.

vs

Con unos truquitos fáciles puedes perfeccionar todos tus textos.

Hay algunas cosas a considerar.

vs

Cosas a considerar.

3) Evita “suavizar” tus palabras dando vueltas

O lo dices o no lo dices. Y si decidiste decirlo, no amortigües con algodones el golpe.

Ejemplos:

Pero el hecho puntual que estamos trantando aquí es aceptar o no un comportamiento alejado de nuestro estándares.

vs

Tratamos el aceptar o no comportamientos fuera de nuestras normas.

Debido a que editar toma tiempo, la gente usualmente lo evita o lo deja para el final.

vs

Editar toma tiempo, así que lo evitamos.

Ellos muestran signos de comportamientos evasivos.

vs

Son evasivos.

Mata a tus queridas. Cuida a tus queridos.

Nuestras palabras son hermosas. Y cuando empiezan a salir a borbotones, más aún. Pero como nos recomienda Stephen King, matemos a nuestras queridas palabras a tiempo. Ojo, sólo las que sobran.

Así nuestros lectores van a sentirse valorados. Sabrán que no vamos a abusar de su precioso tiempo. Y que podemos, de forma clara y concisa, darles lo que buscan.

Porque somos especialistas en nuestro tema.

Entonces cuando te sientes a escribir, tomate el tiempo de editar con un cuchillo filoso. Que no puedas hacerlo más conciso. Quita cada palabra que sobre y que no cumpla una función.  

Porque escribir es reescribir.

>