¿Cuál es el secreto?

Como dice el viejo adagio...

Location, location, location….

via GIPHY

Ubicación, ubicación, ubicación….

Los locales en esquina son más caros. Las casas en esquinas nos más caras. Los hoteles en Downtown son más caros.

La ubicación de una propiedad hace a su valor. Lo multiplica o lo atomiza.

¿Y cómo aplicas este secreto en tus textos?

Aquí te lo explico…

Aprovecha el valor inmobiliario en tu texto

En tu texto, el valor inmobiliario sube en los lugares donde por naturaleza, los ojos de los lectores prestan más atención.

Podríamos decir entonces que “downtown” es:

El título y los subtítulos

Aquí es donde está el dinero.

Si no enganchas a tu lector en el título, todo lo que viene atrás no tiene ningún valor. Nadie lo ve.

Todo tu esfuerzo y trabajo al tacho porque no supiste aprovechar el lugar más valioso de tu texto. En tu sitio web, en tu posteo, en tu email.

Es de vital importancia que el título enganche a tu lector.

Y que los subtítulos mantengan al lector interesado. Que lo enganchen permanentemente hasta el final.

Y las esquinas de tu texto son:

El inicio de cada párrafo...

Cada uno de tus párrafos debe tener el peso del significado adelante.

No des vueltas esperando a revelar el misterio al final como en una novela.

El lector usualmente escanea un texto. Salta de subtítulo en subtítulo y si lo engancha empieza a leer el párrafo. Si le dices algo que no tiene substancia, que da vueltas o que ya sabe, lo pierdes. Salta al otro subtítulo.

Coloca lo más jugoso de tu mensaje primero. Siempre. Lo más interesante. Lo más importante. Adelante.

La primer palabra de tu oración debe ser...

Poderosa. Que esta primer palabra del párrafo y de todas las oraciones importantes de tus textos sean palabras poderosas.

Que muestren algo concreto.

Que sean un verbo de acción:

“No dejes de llamarnos al 0800”

vs

“Llámanos al 0800” ó “Disca 0800”

ó

“Entonces, piensa en cómo colocar lo más jugoso de tu mensaje primero”

vs

“Coloca lo más jugoso de tu mensaje primero”.

Que sea un sustantivo concreto:

“Vive la alegría que nuestro circo trae”

vs

“Risas y carcajadas de principio a fin en el circo”

Que sea un adjetivo concreto:

“Que tu belleza no pase a segundo plano luego de los 40”

vs.

“Uñas impecables, cabello vibrante, piel de porcelana… con 40 años que nadie adivinará”

Aprovechar estos espacios valiosos en un texto, toma esfuerzo y tiempo pero lo vale.

Ya conoces el secreto, ahora practica, practica, practica...

Y desarrollarás un ojo de agente inmobiliario.

Estas no son reglas fijas.

Aplica estos consejos cuando te sea posible y sobre todo en los textos más importantes. En los que tienen más ojos y tiempo de tus lectores.

En tu página principal, en los perfiles en redes  y en tus páginas de ventas --tal vez no te tengas que obsesionar con esto en cada uno de tus publicaciones en el blog.

Como todo hábito, con el tiempo lo vas a empezar a aplicar sin que sea intencional…

¿Cuál es el próximo paso?

Reubica en tus mensajes más importantes, en los títulos, subtítulos e inicios de párrafos y oraciones a las palabras más poderosas y concretas que encuentres.

Y verás cómo más clientes entran a tu local atraídos por una buena ubicación…

hola,

¿Te gustaría conectar con tus clientes y vender más? ¿Que te presten atención y estén encantados de comprarte? Yo te ayudo a usar las palabras exactas para lograrlo. ¿Cómo? Con palabras vivas, poderosas, que llamen la atención y conmuevan. Descarga mis mini-guías gratis "Cómo escribir un Tagline que venda" y "Escribe Como Profesional en 10 Simples Pasos" y recibe más info para aumentar clics y ventas.


También te puede interesar...

¡No te pierdas mis posteos nuevos

o alguna buena historia!

 Subscríbete a mi newsletter 

>