Cómo resonar en la cabeza de tus clientes y conquistarlos con tus palabras

Imagina que enamoras a tu lector con cada palabra…

Imagina que traga a borbotones todo lo que escribes.

Que quiere leer más.

Que quieren comprar lo último que estás vendiendo y reservar lo que vas a vender el mes que viene….

Aunque esto parezca un sueño, no es algo tan imposible…

En Marketing se utiliza hace años un truquito para lograr conectar con tus clientes. Con tus lectores.

Se usa no sólo para lo que escribes sino para modelar también el producto y tu oferta. ¿Te lo muestro?

Este truco es el primero a sacar de tu caja de herramientas

Para lograr un enganche con tus lectores, que se sienten conectados contigo y tu empresa, sientan que tu  mensaje les llega, debes escribir mensajes que la gente “compre”.

¿Cómo?

Desarrollando un “perfil de lector ideal”.

Antes de escribir la primer línea, debes desarrollar a este “lector ideal” (que también le dicen “avatar” -- como la película 😉 ). Tu “lector ideal” es una persona real o imaginaria que representa tu mercado meta.

El truco es mantener esa persona en mente cuando escribes. Y así vas a lograr moldear mensajes que atraiga a tu mercado o a tus lectores. Hablando de lo que les interesa, usando palabras que resuenen en su cabeza, haciéndolos sentir entendidos.

¿Cómo  se desarrolla un perfil de lector ideal?

Puede ser alguien que ya sea un muy buen cliente. O que conozcas y te parezca que tiene justo el perfil de tu cliente potencial.

Si todavía no tienes clientes, solamente imagina a alguien que te gustaría que lo sea, o a alguien que idealmente  le interese comprar tu producto.

Entonces desarrollas a este personaje inventado, que puede cambiar cuando en el futuro adquieras clientes reales. Ellos te van marcando el cambio.  

En un papel, escribe sobre este “lector ideal”:

-¿Es hombre o mujer?

-¿Cómo se llama? Inventa. Mi avatar se llama “Bianca”.

-¿Cuántos años tiene?

-¿De qué trabaja? ¿Qué ocupaciones tiene?

-¿Cómo es su familia?

-¿Qué estudios tiene?

-¿Cómo es un día en su vida?

-¿Qué hace en su tiempo libre?

Puedes recortar una foto de una revista o de Internet y darle forma física. Cuantos más detalles imagines de él o ella, mejor. Vuela. Qué música escucha, qué prendas elige para una cita romántica, qué equipo de fútbol prefiere y por qué.

Si quieres le agregas una historia. Que vivía con su madre hasta que ella cansada de encontrar corpiños tirados por el living de la novia de turno, lo echó, no sin antes regalarle tres cajas de profilácticos.

Escribe todo lo que te ayude a tí a sentir a ese lector como una persona real. Persona que en el mundo real compraría tu producto.

Si te faltan datos para darle forma a tu lector ideal, si estás en dudas, puedes investigar en foros, páginas de Facebook, Quora, reseñas en Amazon, etc. y ver qué esperan y cómo son las personas que compran los productos o servicios que tu vendes.

Vamos un poco más profundo...

“Consigue más clientes, entendiendo a tu cliente”

Marie Forleo -- marieforleo.com

Para obtener más clientes y hacer crecer tu negocio, es importante conocer qué moviliza a tu cliente.

En este segundo paso para escribir textos que resuenen con tu lector, debes pensar e intentar entender:

Qué quiere conseguir

Qué problema quiere solucionar

Qué angustia quiere evitar

Qué  necesidad lo mueve

Qué beneficios le trae tu producto y no otro

Qué esperanzas y sueños tiene

Qué desea en lo profundo de su ser

Qué miedos no lo dejan dormir

Qué frustraciones carga

Qué transformación busca

Qué resultados está persiguiendo con tu producto

Una vez que lo tengas una idea de qué moviliza a tu cliente, sobre todo en relación a tu producto, debes intentar moldear mensajes que toquen esas emociones y sentimientos.

¿Cuál es la clave de venderles tu producto?

“Véndeles lo que quieren, dales lo que necesitan”.

Viejo dicho marketinero

En relación a tu producto, ¿cómo puedes apelar a sus sentimientos más profundos?

Por ejemplo, imagina que vendes ropa seria para mujeres oficinistas.

Tu cliente puede necesitar ropa para trabajar, pero lo que la mantiene despierta a las 3 de la mañana es que su sueldo no le permite gastar como quisiera. Y sueña con lograr un ascenso que le permita darse gustos.

Entonces te preguntas, cómo asociar tu producto a esos sentimientos. Tal vez puedes escribir:

“Vestite para conquistar el mundo y que todos pregunten cómo lo hiciste...”

No escribas: “Se la más elegante de la oficina”.

Entonces, gracias a conocer a tu lector, tener una imagen vívida de quién es y conocer sus deseos más profundos y los  problemas que lo mantienen despierto de noche, puedes escribir de forma atractiva que lo lleve a gritar “¡Sí, al fin alguien me entiende!”

Tu mensaje debe apelar a esos deseos profundos.

Escríbele sólo a él...

Un beneficio extra que nos da el tener un “perfil de lector ideal” es que nos ayuda a escribir sólo a una persona. Y esto es la clave  terminar de agarrarlo del corazón.

Tu lector está sólo frente a una pantalla --usualmente-- leyendo tu texto. No le hables a “ustedes leales clientes”. Háblale “a tí leal cliente”. Sólo a uno. No queremos ser parte de la multitud. Por el contrario, queremos sentirnos únicos.

Escríbele sólo a él o a ella.

Pon su foto y perfil al lado de computadora. En tu cuaderno. En un cuadro en tu living. No sólo lo tengas en la cabeza.

Y pensando sólo en tu “lector ideal”, escribe tus mails, tus Tweets, tus páginas de ventas y tu sitio web.

Porque no hay nadie tan ideal como él.

>