¿Qué escribo en mi homepage?  

Se pregunta Bianca con su café aromático y calentito en mano. Mira página tras página de sus competidores. Todas son mehhh… esta-no-se-entiende-esta-tiene-demasiada-informacion-esta-tiene-fotos-desenfocadas...

Después de navegar esa tempestad de barquitos de madera más tiempo del que quería, salta a páginas de los cruceros, los grandes de Internet. Ufff todas son distintas.. este-no-dice-nada-este-llena-hasta-el-ultimo-pixel-este-se-puso-picaro-y-ni-su-niñera-lo-entiende...

¿A quién copio? Mejor amontono mucha información al mejor estilo ‘90. Eso siempre me hace sentir bien. Es como volver a comer a la casa de mi abuela…

Algunos veces creemos que para hacer algo bueno tiene que ser “Original”. Armar algo nunca visto en películas anteriores.

Otras veces estamos tan seguros de que al otro le salió bien, que como en la escuela, miramos de reojo su trabajo y copiamos exacto. Y como en la escuela, los dos que nos sentamos al lado terminamos con el mismo error.

Pues como en todo, ni tan tan ni muy muy.

¿Qué te parece si bailamos por el medio?

Lo que podemos copiar un esquema básico. Funciona. Los lectores lo entienden. Tiene los elementos imprescindibles.

Dentro de ese esquema, puedes diferenciarte con la selección de palabras, la personalidad que emanas, tu voz, las ideas originales que pintas, el diseño...

Acá te explico ese esquema y cuando termines de leer esta nota vas a ser experta en páginas principales.

¿Empezamos?

La claridad

“Debes hacer tu oferta tan clara como un cristal. No debe haber ninguna duda en la mente de tus visitantes sobre en qué consiste tu oferta”

Neil Patel - Neilpatel.com

El concepto más importante que hay que considerar es que tu página principal debe ser clara.

Es mejor que haya la información mínima. Luego más abajo o en otros lugares como en “Preguntas Frecuentes” o en las páginas de “Productos” o “Servicios” lo explicas en más detalle.

Cuando llenamos de información la página, tu lector no sabe por dónde empezar a entender de qué se trata. Esto provoca una carga cognitiva que espanta a tus visitantes. **Demasiado tiene con dilucidar si las fotos de su prima segunda en el Caribe son actuales o viejas**.

Esa mínima información, debe estar claramente jerarquizada. Esto lo lográs con el tamaño de las fuentes y la posición de los elementos.

El ejemplo más famoso de una página clara es este:

En definitiva, ¿qué quiere Google que haga su usuario? Buscar. Entonces en su homepage tiene solamente una caja en donde el visitante ingresa lo que busca.

En cambio, el segundo en ese nicho de buscadores, tiene su homepage así:

Más allá de que seguramente la estrategia de negocios es distinta, no deja de ser interesante cómo Google mantiene un homepage libre de distracciones al objetivo principal: Tener gente buscando en su buscador.

**Y más interesante es cómo Yahoo sigue tropezándose con la misma piedra y abarrota de información su homepage. Tanto que parece un buffet libre, uno no sabe por dónde empezar y cuando terminas de comerte la vida estás con remordimientos…**

Y lo mismo deberíamos hacer todos. No digo comerte todo el el buffet libre, sino decantar en lo mínimo posible, toda la información necesaria para que se entienda de qué va el sitio.

¿Cómo? Sigue leyendo y te explico...

¿Qué información debe tener una página principal o de aterrizaje?

Existe un modelo muy eficiente que utilizan los redactores expertos para páginas principales o de aterrizaje (landing page en inglés).

Para dejarlo en claro, una página de aterrizaje es una página dedicada a que “aterrice” el tráfico específico de algún lado (ej: por un link de una campaña de ads) o el tráfico que busca un producto particular (ej: una página de una edición especial de verano de Pantene).

Una página principal, homepage, página de inicio o de aterrizaje debe tener:

Título

“Una frase correcta realmente puede ayudarte a atrapar la atención de tu cliente ideal”.

Laura Belgray - TalkingShrimp.com

El título debe explicar una o más de las siguientes cosas:

  • qué es el producto o servicio
  • para quién es el producto o servicio
  • qué problema soluciona o qué beneficio tiene el producto o servicio

No debería tener más de tres líneas, aunque puede ser tan corto como quieras. Y el tamaño de la tipografía debería ser el más grande dentro del diseño.


Sitio: https://www.openenglish.com

Por ejemplo, en el caso de Open English, el título dice:

“Clases de inglés online en Open English”, esto describe qué es el producto. Luego en un subtítulo, dice “La solución perfecta para aprender inglés en 2019”. Este es el beneficio: aprender inglés con la solución perfecta. Y si el beneficio todavía no nos quedó claro, agregan en una tercer línea: “Conveniencia. Flexibilidad. Eficiencia.”  ¡Vendido!

Lo más importante de todo es que queda claro. No son clases en persona, no es un directorio de profesores de inglés en tu localidad, son clases de inglés online.

Otro ejemplo de una página principal clara--como el amanecer en un bosque-- y con un título que describe el producto, el beneficio y para quién es:


Sitio: https://www.airbnb.com.ar/

En la página de AirBnB la claridad es espasmódica.

¿Qué es el producto? Una herramienta para reservar alojamiento.

¿Cuál es el beneficio? Vivir experiencias únicas.

¿Para quién es el producto? Para viajeros.

Todo eso en una frase cincelada por Miguel Ángel. Más un Llamado a la Acción inmediato: Ingresa a dónde viajas, en qué fechas y cuántos son. ** Un aplauso parado sobre la silla para el artista **

Sencillo. Claro. Efectivo.

Quiero agregar un ejemplo explícito de “para quién es el producto” en el título.

Esto es básicamente un posicionamiento del producto. Qué es y para quién. El que no sea parte de este target, que no entre.

Porque cuando se vende algo es tan importante aclarar para quién es, como aclarar para quién no es. Así no tienes que estar contestando consultas innecesarias, ni gastar tu tiempo haciendo presupuestos para que la respuesta sea “ahh creíamos que era un servicio más barato”, “ahhh creíamos que vivías en Burmania como nosotros”, “ahhh pero entonces para hacer tu curso de Patiserie Gourmet en París hay que saber cascar huevos sin que se te rompa la yema”...


Sitio: https://www.momemfotografia.es/

Este sitio rankeó primero en Google -- hoy, que escribo esta nota -- cuando busqué “fotógrafo de bodas en Madrid”.  Las páginas que entrega Google más abajo, todas son menos claras.

Y es que este título no sólo es claro en cuanto al producto, sino que especifica que saca fotos “de bodas” y en “Madrid”. Si quieres fotos de estudio para tu bebé, no es para ti. Si te casas en Santiago de Chile, no es para ti. ¿Para quién da servicios este fotógrafo? Para gente que se casa en Madrid.

Excelente.

Clarísimo.

Ahora me estás diciendo, ¿Y luego del título cómo seguimos?

Que buena pregunta.

Recuerda que estamos viendo qué vamos a escribir en la zona más cara de la ciudad tu sitio: lo que ven tus visitantes antes de escrolear (desplazarte hacia abajo).

Luego abajo sí puedes agregar mucha más información, sin preocuparte por ser tan frugal, tan escueto. El que sigue leyendo tu página hacia abajo ya está enganchado, ya entendió y le interesa leer más.

Así que si debes seguir explicando un poco más qué es tu producto, para quién es, cuáles son sus beneficios, y qué te diferencia de tu competencia, en este espacio premium, puedes agregar:

Un subtítulo o explicación

Un subtítulo es una línea, con una fuente tipográfica menor que el título, y se ubica debajo de éste.

Agrega lo que no pudiste condensar en el título.

En el ejemplo de abajo de Apple, el título está presentando el último iPhone, o sea la vedette de la temporada -- esa que justo está de novia con el futbolista goleador del torneo. Entonces en el título optan por el nombre del producto. Es suficiente. Es un iPhone. Y dejan las características para el subtítulo o explicación.

Sitio: Apple.com/la/

En el siguiente ejemplo, la gente del Spa Mar de Jade decide revelar algo clave en el subtítulo: están en medio de la selva y de flores exóticas. Eso ya engancha. **No es un cuartito con incienso encendido, la lámpara con un pañuelo naranja arriba y música de mandolina en Spotify**. Es su diferenciador. Es importante decirlo arriba. Y ellos lo hacen de forma sencilla, clara y al punto.


Sitio: https://mardejade.com/es/el-hotel/spa/

Hasta el “se esconde” implica que es un secreto, que es exclusivo y sólo algunos encuentran este tesoro. Excelente. Es una página muy sencilla en diseño, pero las palabras se cargan la venta al hombro.

¿No es hermoso cuando se encuentra la palabra justa?

Otro buen ejemplo de agregar el beneficio en el subtítulo es de Hootsuite, una empresa digital de alcance mundial:


Sitio: https://signup.hootsuite.com/pro-ent-latam-spanish-r2/

Tiene un título que explica de lo que se trata.  Luego en el subtítulo se despliegan los beneficios de utilizar el servicio.

Enumeración de Puntos

Las listas numeradas, enumeración de puntos o viñetas, resumen distintas ideas que se pueden agrupar y las muestra de forma visualmente claras.

**Aunque no figure en el diccionario de la RAE todavía, el término “viñeta” se utiliza más para nombrar este tipo de listas que para hablar de los recuadros de los comics. ¿Cuánta gente puede hablar de recuadro de comics?**.

Cada punto resume características del producto o los beneficios de utilizarlo.

En el ejemplo de arriba de Open English, tal vez el tercer párrafo funcione mejor si utilizaran una enumeración de puntos, en vez de una línea de texto.  Así:

  • Conveniencia
  • Efectividad
  • Eficiencia

En la enumeración, estos beneficios tienen más fuerza, simplemente por presentarlos visualmente así, por aparte.

Acá te muestro un ejemplo de cómo se puede utilizar una enumeración de puntos en una página principal:


Sitio: https://www.logicoycreativo.com/ (versión anterior)

Las características están resumidas. De todas formas en este ejemplo son tantas que uno se agota a mitad de camino **quiero volver en taxi**.

Es conveniente que te limites a no más de 5 puntos.

También puedes enumerar usando íconos y escribiendo explicaciones más largas:

Imagínate a esas personas que cuando explican algo levantan el dedo gordo a la altura de la cara, con un movimiento de resorte. Después el dedo índice cuando pasan al segundo punto, y después el dedo mayor. Cada sacudón de mano con su propio dedo y argumento. Esto es lo mismo pero por escrito.

Una imagen del producto

¿Una imagen vale más que mil palabras?

No estoy segura. Pero de que debe haber una buena imagen del producto en tu página, sí.

Una linda foto de tu producto, como el ejemplo del Spa arriba, es fundamental. Te aconsejo que sean fotos tomadas por un fotógrafo profesional. Se nota la diferencia. Le da un brillo definido a tu sitio.

También puede ser una imagen diseñada que transmita la personalidad del negocio, la onda del producto, tu estilo o la sensación que quieres irradiar.  

Si ofreces servicios profesionales por ejemplo como coaching, fotógrafo, diseñador o tu negocio gira en torno a ti, debes poner una foto tuya.

En inglés le dicen “hero image”, algo así como “la imagen del héroe”. Poner una buena foto tuya tiene grandes ventajas. Se siente como un  contacto personal, da más confianza y ayuda a construir tu imagen de marca. Por ejemplo:

Sitio: Iwillteachyoutoberich.com

Esto se utiliza mucho en el cyberespacio anglo parlante. Los hispanoparlantes tenemos un problema de timidez, pero ya nos acostumbraremos a ponernos en primer plano. Es una forma de comunicar con brío y vigor. Vale la pena jugártela a ser el héroe.

Un llamado a la acción o “call to action”

Siempre, siempre, siempre, always, for ever and ever, coloca un llamado a la acción. En todos lados.

Ya sé de qué va tu producto, me interesa. Necesito esos beneficios que me hacen salivar. Es para mí, soy tu cliente ideal. Ten aquí, toma mi dinero. Pero eso sí, dime por favor ¿qué hago ahora?

A tu lector le debes decir cuál es el próximo paso. No lo dejes sin saber qué hacer porque el escurridizo, el primer instinto que tiene es el de apretar la X superior derecha.

“Una mente confundida siempre dice no”

Marie Forleo - marieforleo.com

¿Qué puedes indicarle?

  • Comprar
  • Anotarse en un Curso
  • Suscribirse a tu Lista
  • Que te de su e-mail a cambio de un producto gratis
  • Solicitar una Cotización
  • Descargar una Guía Gratis
  • Leer tu próximo artículo
  • Compartir tu Perfil
  • Darle Like a tu Página
  • Visitarte en tu local
  • Participar en un concurso

Estos “llamados a la acción” pueden estar en un botón o en un texto.

Acá es donde logras que tu lector haga LO QUE TU QUIERES. En el siguiente ejemplo, nuestro “héroe” quiere que le demos un email a cambio de tips exclusivos sobre cómo obtener tráfico. Su llamado a la acción dice: “Ingresa tu email y accede a mis tips” y nos muestra dónde escribirlo. Con flecha y todo. No vaya a ser cosa que creamos que se le terminó la pintura verde en ese rectangulito.

Sitio: Backlinko.com

(**¿Ves porqué te digo de la importancia de tomar fotos con profesionales?... ahh… esta ES de profesional… Opa!...**)

Extras

¿Repasamos? Hasta ahora tenemos algunos o todos éstos elementos:

  • título
  • subtítulo o explicación
  • puntos que resumen características o beneficios
  • linda fotografía o imagen
  • llamado a la acción

Eso es lo básico que necesitas para transmitir tu mensaje claro y preciso. Esta información debe ajustarse al espacio sobre el doblez. O sea, antes de necesitar bajar la página para seguir leyendo.

La información que pones a continuación es optativa. Si necesitas explayarte o consideras que debes seguir persuadiendo a tu lector, agrega éstos elementos:

Prueba social

La prueba social te la aportan los testimonio de clientes felices. Y los publicas en tu sitio con autorización de ellos.

Los testimonios son im.por.tan.tí.si.mos para convencer. Es una herramienta muy poco explotada, pero una de las más poderosas.

Puede llegar a ser un pequeño fastidio el pedir a tus clientes que te den una opinión sobre tu producto o servicio -- como guardar el árbol de Navidad -- pero lo vale y hay que hacerlo.

¿Los testimonios no te suena a recomendación “boca a boca”?Es el viejo “yo lo tengo en negro” de la vendedora de ropa. Uno necesita que otra persona, que haya probado, nos diga cómo le fue. No el vendedor, el vendedor obvio va a hablar bien de su producto.

¿Dónde agregas los testimonios?

En distintos lugares de tu página. Entre comillas arriba del encabezado, en tres columnas con foto del que comenta, sembrados después del subtítulo y antes de los beneficios, abajo de todo, en una página dedicada solamente a testimonios.

¿Cuántos testimonios agregas?

Los testimonios y las buenas referencias --obvio no vas a poner las quejas-- son como los partidos del Mundial, cuantos más mejor. Aunque si ves sólo uno, mejor que sea el que te haga gritar hasta el infarto.

En el siguiente ejemplo, colocan el testimonio abajo en la tercer columna, medio escondido.  

¿Mi consejo? Que se note más.

Sitio: Brunomatarazzo.com.ar

Este sería un modelo ideal de testimonios en una página:

Sitio: Thrivethemes.com

Casi te diría que es la página web perfecta de producto. Título claro, subtítulo con beneficio y llamado a la acción. Más buenos testimonios con foto. Es el pastel de cumpleaños perfecto que aparece en Pinterest.

Beneficios

Para pensar algunos beneficios de tu producto, contesta estas preguntas:

¿Porqué a tu lector y futuro cliente le debería interesar comprar tu producto?

¿Qué problema le estás solucionando?

¿Por qué tú se lo solucionas mejor que la competencia?

¿Qué preocupación tú puedes sosegar?

¿Qué miedo va a dejar de emboscarlo?

¿Qué sueño le ayudas a alcanzar?

¿Qué deseo le vas a cumplir?

Ojo, no hace falta que sea una agencia de viajes y te cumpla el deseo de conocer Viena. Puedes vender una crema antihongos y le cumples el deseo de que no lo rechacen en la piscina del club del barrio el próximo verano. Pero lo mismo es un deseo.  

A esos beneficios los puedes colocar en recuadros, con un lindo icono cada uno y una explicación breve. Por ejemplo:

Sitio: Iguanafix.com.ar

IguanaFix tiene una excelente página de inicio o homepage. En el título dice exactamente de qué va el negocio. Abajo pero todavía sobre el doblez, con íconos y explicaciones cortísimas, habla de las ventajas y beneficios de este tipo de contratación. Más el llamado a la acción grande a la derecha.

Claro. Fácil de entender para el que visita por primera vez la página.

Mapa / Dirección

Si tu negocio tiene un local físico, al final le puedes agregar el mapa de Google Maps para que haga clic el visitante y sepa cómo llegar.

También la dirección, teléfono y datos de contacto si los tienes.

Y listo.

¿San se acabó? **¡Seeeeee! ¡Yupi!**

Mantenlo simple

Escribir el homepage es más sencillo de lo que parece. Utiliza pocas palabras, pero las necesarias para explicar claramente cuál es tu producto, cómo solucionas el problema de tu cliente y qué beneficios ofreces tú por sobre la competencia.

Este es el esquema que utilizan los mejores redactores del mundo en este momento. Solo tienes que adaptarlo a tu negocio.

Y nadie conoce mejor a tu negocio que tú mismo. Eres la persona ideal para hacer este trabajo.

Siempre puedes seguir afinando cada frase para que en tu página, suene tu propia melodía...

hola,

¿Te gustaría conectar con tus clientes y vender más? ¿Que te presten atención y estén encantados de comprarte? Yo te ayudo a usar las palabras exactas para lograrlo. ¿Cómo? Con palabras vivas, poderosas, que llamen la atención y conmuevan. Descarga mis mini-guías gratis "Cómo escribir un Tagline que venda" y "Escribe Como Profesional en 10 Simples Pasos" y recibe más info para aumentar clics y ventas.


También te puede interesar...

¡No te pierdas mis posteos nuevos

o alguna buena historia!

 Subscríbete a mi newsletter 

>