Escribe.

Cierra los ojos y baila escribe como si nadie te pudiera ver.

Deja salir libres las palabras.

Ábrelos y anota. Publica, envía, guarda.

Escribimos para enviar mensajes, para publicar, para llegar a acuerdos… para vender, para convencer, para tener seguidores…

La vida gira en torno a palabras escritas. Y en este blog vuelco lo que voy aprendiendo para escribir mejor…

Marisa

¿Cómo escribir un Manifesto y para qué sirve?


Como escribí el mío y es curiosamente la página más visitada (no porque sea interesante MI manifesto particular sino porque todos deberían escribir el suyo y aquí te cuento cómo.

Pero primero…

¿Qué es un Manifesto?

Un manifesto es un texto corto o largo, o hasta un párrafo, donde compartís tu visión, tus opiniones o tus intenciones.

Visión de tus sueños para tu especialidad o lo que te apasiona, algo a lo que se debería apuntar y llegar en algún momento a realizar. Opiniones sobre lo que creés firmemente en relación a tu área, negocio, hobbie, etc. O tu intención como empresa, como emprendedor, creativo o militante de alguna causa.

¿Para qué sirve un Manifesto?

El Manifesto sirve para que nos conozcan mejor. Nuestros seguidores, nuestros clientes, nuestros fan.

Tener en tu sitio web, una página con tu manifesto, o en tu perfil de redes un par de líneas con tu manifesto, clarifican quién eres, qué buscas y porqué peleas.

Y también es importante a nivel personal. Para aclarar las ideas, el objetivo del negocio, qué nos hace diferentes a la competencia y cómo nos gustaría hacerlo de la mejor forma posible.

¿Qué deberías escribir en tu Manifesto?

Lo que te salga del corazón.

Eso que te hace hervir la sangre de las venas cuando lo escuchas en la boca de blasfemos (bueno, o de gente que no entiende tanto como vos).

Eso que gritarías al entrar cabalgando al campo de batalla al lado de William Wallace. Él grita “¡Pueden quitarnos la vida, pero nunca la libertad!” Y vos gritarías… ¡Eso! Eso justamente es lo que deberías escribir en tu manifesto.

Escríbelo de la forma más sencilla, directa y clara posible.

Luego de leer tu manifesto, el lector debe sentir que te entiende y sobre todo, entiende por qué hacés lo que hacés, y de la forma en que lo hacés. Debe entender tu proyecto y por qué importa.

Si es posible, vuelta toda tu emoción en tus palabras, así logras hacer *sentir* a tu lector algo adentro. Y los dejes diciendo “¡Quiero ser parte de esto yo también!”.

3 simples pasos para escribir tu Manifesto

Primero:

Escribe lo que te mueve desde el fondo de tu ser.

Para esto, completa las siguientes frases, de acuerdo a si es algo personal o para una empresa o proyecto en conjunto:

Amo… / Amamos…

Creo… / Creemos…

Estoy comprometida a… / Estamos comprometidos a…

Segundo:

Escribe la lista opuesta.

Odio… / Odiamos…

Creo que es mentira… / Creemos que es mentira…

Quiero combatir… / Queremos combatir…

Tercero:

Elige los tres o cinco puntos más importantes y resúmelos en un texto conciso y al punto. Como tus ideales.

Si tu manifesto es de negocios, terminarlo con un Llamado a la Acción es lo indicado. Aprovecha cada ocasión para mover a tu cliente o lector a la acción que quieras que tomen.

El mejor Manifesto es el honesto y sincero

El Manifesto es valioso cuanto más cercano a la realidad sea.

Y si crees que tu proyecto es chiquito y no tiene nada que lo haga “valioso” como para ser puesto en un manifesto, piénsalo de nuevo.

Tómate un trago de esos que calienten el alma, agarra papel y lápiz y empieza a garabatear ideas. Esas que confesarías a un amigo de toda la vida a las 3 de la mañana. Seguro que entre tu alma, el trago y tu amigo descubren lo valioso en todo lo que haces.

Lo esencial es que sea sincero, que salga de tu corazón, y no sea para la tribuna sino para vos mismo. Sin miedos al qué dirán, ni estrategias de qué me conviene. Sino honestidad absoluta.

¡A escribir!